Lectura-Celular-RosalíaWinocur-Universitat-València-GemmaLluch

Robinson Crusoe ya tiene celular

Lectura-Celular-RosalíaWinocur-Universitat-València-GemmaLluch

En el 2009 Rosalía Winocur publicaba Robinson Crusoe ya tiene celular un libro al que he vuelto en numerosas ocasiones para consultar un dato, para confirmar una afirmación que recordaba, para releer algunas partes.

El trabajo nos ha unido en México DF y, además de hablar de Robinson…, hablamos de lectores, lectura y de la investigación que pronto publicará.

A la vuelta de mi viaje, volví a consultar las notas de lectura que he ido completando con el tiempo. Rosalía me comentaba que el estudio habría que actualizarlo. Puede ser. Pero lo que se dijo en el 2009 sigue vigente en el 2015. Robinson ya tiene celular analizó un presente y, como las buenas investigaciones, predijo un futuro. El hoy desde el que escribimos.

Si ustedes no han leído el libro, se lo recomiendo con entusiasmo. Y para acabar de convencerlos, les comparto algunas de las notas de lectura:

Lo local no está solo vinculado al territorio y la vida social y productiva de una comunidad. Sí está en relación con los flujos mediáticos y migratorios: lo local se reconstituye en el entretejido de las relaciones virtuales y cara a cara, es algo relacional y contextual” (Winocur 2009: 19).

“La pérdida del móvil no es solo síndrome de abstinencia digital sino un trauma de separación, de angustia de desconexión y una amenaza de exclusión” (Winocur 2009: 31).

“Cuando se habla de jóvenes en la sociedad contemporánea nos referimos a múltiples experiencias ubicadas en realidades heterogéneas que transcienden las fronteras nacionales” (Winocur 2009: 48).

“Frente a las dificultades de inclusión que les plantean la mayoría de las instituciones tradicionales los jóvenes generan estrategias flexibles y móviles de inclusión en los márgenes” (Winocur 2009: 55).

“El dominio de la red es la única cuota de poder efectivo que los jóvenes experimentan […]. Esa ilusión de poder se manifiesta:

  • en la posibilidad de conexión-desconexión,Celulares_robados-300x194
  • en el recurso de la navegación infinita y
  • en la manipulación de la realidad virtual (Winocur 2009: 58).

“No es la tecnología en sí misma la que marca los límites y los quiebres entre un mundo y otro, sino el alcance y el sentido de la experiencia con la tecnología dentro de los confines de su universo práctico y simbólico” (Winocur 2009: 62).

“La experiencia de la simultaneidad impone un presente continuo sobre el sentido del tiempo: estar dentro de la casa y al mismo tiempo trascender los límites, participar de lo privado y lo público” (Winocur 2009: 63).

“La identidad como representación de sí mismos ha dejado de ser una esencia cultural que los encapsulaba en una serie de estereotipos sobre la juventud, para manifestarse en un conjunto de prácticas y representaciones en permanente redefinición de jóvenes diversos que se mueves en espacios heterogéneos” (Winocur 2009: 67).

“Las comunidades virtuales, las redes sociales on line y el celular se han legitimado particularmente entre los jóvenes como nuevas formas de inclusión social. […] La clave que explica lo transcendente que se ha vuelto estar visible radica en lo amenazadora que resulta la invisibilidad” (Winocur 2009: 69).

“Lo que se ha modificado no es el deseo de pertenecer, sino el sentido y las formas de pertenencia real y subjetiva” (Winocur 2009: 77).

“En el contexto de los continuos desplazamientos cotidianos, virtuales y reales que realizan los jóvenes de las ciudades, Internet y el celular son experimentados como estrategia individual y colectiva de cohesión, visibilidad e inclusión social. “Estar comunicados” no sólo representa una estrategia de control de la incertidumbre sino una defensa contra la amenaza y el peligro de la exclusión” (Winocur 2009: 83).

“Los relatos que tradicionalmente organizaban el sentimiento de pertenencia a comunidades imaginarias (Andersen 1993) como la nación, la patria o el ser nacional, han menguado su capacidad de cohesión frente a los embates de la globalización. Lo mismo sucede con las instituciones tradicionales como la familia, la escuela, la colonia, el trabajo, el sindicato y los partidos políticos, que ya no son lugares de integración e identificación. Internet y el teléfono celular nos brindan la posibilidad de recrear y nombrar permanentemente los vínculos efectivos, generando realidades paralelas donde se multiplican los escenarios que nos confirman una y otra vez que existimos y que los otros existen para aliviar la incertidumbre” (Winocur 2009: 85).

“La ansiedad de estar permanentemente localizable no se relaciona tanto con la compulsión por privatizar, interrumpir o invadir el espacio público […] sino con la necesidad de extender el anclaje doméstico y familiar en el espacio público como una forma de contrarrestar la incertidumbre y de llevar consigo las certezas” (Winocur 2009: 119).

 

Y si quieren citar el trabajo de Winocur, no olviden la referencia completa del libro:

Winocur, Rosalía (2009): Robinson Crusoe ya tiene celular. México: Siglo XXI.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.