Lectura-gemmalluch-universitatvalencia D

¿Promocionamos el libro o la lectura?

Lectura-ipad-Universitat-Valencia-gemmalluch

 

Era de esperar que el mundo del libro tuviera una reacción conjunta ante las cifras alarmantes del sector y esta semana la noticia era:

La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y demás grupos del sector (libreros, distribuidores e industria gráfica) propondrán al Gobierno un Plan Integral de Fomento del Libro y de la Lectura.

 

Del texto redactado por Winston Manrique Sabogal destacamos este punto:

Este verdadero SOS del sector surge frente a la inacción o acción deficiente de los diferentes gobiernos ante la falta de políticas adecuadas en educación y fomento de la lectura, el equivocado enfoque más comercial que cultural del propio sector editorial y cierta apatía de la sociedad frente al libro.

 

Y también estas dos declaraciones de Daniel Fernández, presidente de la FGEE:

No queremos un plan cosmético, sino integral. No queremos solo una campaña en televisión que diga ‘Leer es sano para el cerebro’. Debe ser algo más serio, permanente y acorde a los tiempos de lo analógico y lo digital.

Este es uno de los fracasos de la democracia. Nuestros hábitos de lectura no han crecido de la misma manera que lo han hecho nuestra riqueza y desarrollo.

 

En este contexto, se utilizan como sinónimos “lectura” y “libro”.  Pero, ¿lo son?

No podemos resumir en un post las investigaciones, los datos, las líneas de discusión o las sólidas propuestas de políticas públicas que se han realizado recientemente. Pero sí podemos proponer la lectura de algunas de estas investigaciones o propuestas que son imprescindibles para comprender (y tener una opinión fundamentada) sobre estas cuestiones:

 

 

Estos estudios amplían el ecosistema del libro y lo sitúan en el complejo mundo de la lectura, analizan la variedad de formatos, amplían los objetivos y las finalidades de la lectura…

Podríamos ensayar un mapa conceptual para anotar algunas de las cuestiones de ese posible Plan Integral de la lectura:

 

Políticas de lectura-gemmalluch-universitatValència 1

Como dice Roberto Igarza:

La lectura y el libro no tienen un único futuro. No puede haberlo en la medida en que la oferta, los contextos de lectura y las formas que adopta la demanda representan un universo suficientemente heterogéneo como para ser modelado por un mismo y único paradigma.

En cualquier caso, cuando hablamos de este tema, creo que es importante recordar dos cuestiones fundamentales:

1. La lectura no es gratuita. Hay que pagar para consumir. Porque es necesaria la profesionalización de todo el sector: desde los autores a los correctores, de los diseñadores gráficos a los editores, de los libreros a los mediadores…

2. A todo el mundo no le interesa promocionar la lectura. Tradicionalmente, la lectura ha sido una buena herramienta para la transmisión de ideología; pero ahora hay herramientas más potentes y eficaces de adoctrinamiento. Por lo tanto, no es extraño que determinados actores que tradicionalmente han estado ahí, hace tiempo que ni están, ni se les espera.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.