ok-senor-foster-eliacer-cansino-lectura-libro-univeristat-valencia-gemmalluch

Ok, señor Foster, de Eliacer Cansino

Eliacer Cansino. Ok, señor Foster. Madrid: Edelvives. Premio Alandar 2009 de literatura juvenil

La página web de la editorial Edelvives resume el argumento de este libro así:

“Huérfano de madre, Perico vive con su progenitor, un marinero de carácter huraño, en el pueblo onubense de Umbría. Su vida transcurre en el ambiente aparentemente tranquilo, pero profundamente asfixiante, de la sociedad franquista. Algo empieza a cambiar cuando conoce al señor Foster, un fotógrafo inglés que ha llegado allí contratado por la Compañía de Minas de Ríotinto, e Ismael, un curtidor de pieles del que todo el mundo recela. Ellos le ayudarán a despertar su conciencia crítica; sin embargo, su ingenuidad hará que se involucre en una aventura de contrabando que va a cambiar el rumbo de su existencia.”

Es interesante revisar las características de los libros premiados. En este caso, la narración tiene como protagonista a un niño huérfano acompañado por unos secundarios bien definidos: dos hombres mayores que se ven obligados a ocultar su verdadera identidad en una época todavía de censuras, limitaciones y miedos.

Aparentemente es un relato de iniciación que solo dura dos semanas. Pero hay mucho más. Es un libro sobre la amistad entre Ismael y Foster, sobre la amistad entre Ismael, Foster y Perico o sobre la amistad de Perico y Bellita.

Aunque Moby Dick esté presente a través del nombre del protagonista, o Miguel Strogoff por esas cartas… Creo que la esencia del relato nos remite sobre todo a La isla del tesoro: la ausencia del padre, deprimido por la muerte de la madre, el papel de los adultos en la educación del niño, las vivencias que afronta, los aprendizajes, los valores como la coherencia, la lealtad o la honestidad nos llevan directamente al fantástico relato de Stevenson.

A diferencia del relato más comercial, esta es una narración de hechos pero sobre todo de sentimientos, de indagaciones interiores y de dudas.

Eliacer nos regala descripción de paisajes, de sentimientos y acción. No es una escritura visual, auqnue es fácil mirar a través de la buena redacción… Es una escritura que invita a hablar, a volver a las páginas del inicio, a pensar…

Afortunadamente, cada vez son más los libros que escogen el pasado cercano como escenario y que lo traen no como un atrezo fortuito sino como causa de sufrimientos y de destinos y como elemento que elige las palabras adecuadas: muchacho, usted, infundio, cochambroso, etc.

Si quiere más opiniones… El placer de la lectura Juvenil.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.