mi-hermana-vive-sobre-repisa-cimenea-annabel-pitcher-lectura-libro-univeristat-valencia-gemmalluch

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, Annabel Pitcher

Que el relato se inicie con el conflicto gangrenado en las vidas de esta familia o que esté narrado por un niño de 10 años no son novedades o características suficientes para reseñar este libro.

Que se inicie con una familia rota por la muerte de la hermana gemela en un acto terrorista , con una madre que abandona a los hijos, un padre que pasa la mayor parte del tiempo borracho incapaz de superar la tragedia y dos hermanos que sobreviven…, tampoco es una novedad. Es decir, novelas en las que los niños se comportan como adultos y los adultos como niños ya hemos leído. En este blog ya analizamos Sopa rota, de Jenny Valentina.

Pero aquí hay algo más. Hay un protagonista que, como dice Devoradora de libros, se entera de lo que ocurre a diferencia de aquel niño casi autista del pijama de rayas. Un protagonista que se presenta:

“En mi antigua escuela todos me llamaban Nenaza porque me gusta dibujar. Cerebrín, porque soy inteligente y Bicho raro porque me cuesta hablar con gente a quien no conozco” (p. 39).

Hay fútbol, golpes, el famoso buylling, olvidos y silencios… Pero sobre todo hay rabia contenida con unos adultos que se les espera pero no aparecen (“No se te olvide pedirle permiso a tu madre. No tengo una madre como dios manda respondí. Pero se lo preguntaré a mi padre“)…  Hay envidia, dudas, pero también alegría… Y por encima de todo hay amistad…

Hay realidad: “Si los de Ofsted vinieran a inspeccionar a mi familia yo sé la nota que nos pondrían. Satisfactorio. Bien, pero tampoco para tirar cohetes. Pero a mí con eso me vale” (p. 227).

No es un libro redondo, en el blog Snowbooks y Comic y novela ya destacan algunas cuestiones, pero sí es un libro diferente donde los chicos tienen voz y se parece mucho a la de cada día.

Si quieres conocerlo un poco:

  • El book trailer del libro aquí.
  • La entrevista con la autora aquí. 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.