luves-canal-david-fernandez-sifres-lectura-libro-univeristat-valencia-gemmalluch

Luces en el canal, David Fernández Sifres

David Fernández Sifres (2013): Luces en el canal. Madrid: Editorial SM. Premio Barco de Vapor, 2012. Ilustraciones de Puño.

Tuve la oportunidad de formar parte del jurado del Premio Barco de Vapor 2012 y de leer el manuscrito que, con el título Una barca en el canal, presentó el autor con pseudónimo Rembrandt.

Desde el primer momento, no dudé ni un segundo. Tenía entre las manos un relato tierno, en el que la confianza, el amor y el “ponerse en el lugar del otro” era fundamental. Una narración en la que, a pesar del final triste, tenía de alguna manera un punto de esperanza.

El autor conseguía crear un mundo que reflejaba a los niños como aquellos que, en el mundo en crisis que nos toca vivir, son los que todavía saben mirar y ver más allá de los prejuicios y de las circunstancias. Desde las primeras pantallas, me gustó el contraste entre los dos mundos que se muestran porque es lo que ves cuando sales a la calle. Personas que se cruzan, que a veces transitan por las mismas aceras pero no ven ni lo intentan. El estilo elegido por el autor era bueno, ágil y a pesar que el tema pudiera invitar, no se pierde en sentimentalismos inútiles. Pensé que, además, era un relato que funciona bien en el mundo actual.

Estas fueron algunas de las notas que tomé antes de acudir a la reunión del jurado. Allí, la decisión fue unánime. Hablamos largo rato del relato que nos había enamorado: a una le recordaba el realismo mágico, otra comentaba el estilo cuidado, literario del autor y  todos, la necesidad de relatos como este en momentos de carencias y desesperanza.

Hoy el relato ya es libro. Y el equipo de SM se ha superado con creces… Aquella narración que leímos en pantalla o en folios hoy es una joya. Las ilustraciones de Puño han captado la esencia del mundo poético que teje la amistad de Frits y el señor Dussel. La tapa dura con diferentes texturas provoca también sensaciones táctiles. El marcapáginas añade el elemento mágico. El booktrailer…

 

 

Y el conjunto, nos recuerda que hacer un buen libro no es cosa del autor, del ilustrador o del equipo editorial. Es un proyecto de un equipo que trabaja para ofrecernos una joya como Luces en el canal.

Enhorabuena.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se publicará.